ESTÁS LEYENDO LA BIODIVERSIDAD EN BACARDÍ

Editorial

LA BIODIVERSIDAD <br> EN BACARDÍ

5 min de lectura

CONOCE A NUESTROS VECINOS

Más allá de las tranquilas playas caribeñas, nuestro propósito de preservar y proteger la naturaleza se extiende a todo tipo de criaturas e inspira la creación de los jardines polinizadores y los hábitats para murciélagos presentes en nuestras oficinas de todo el mundo.

 

EL LEGADO DEL MURCIÉLAGO

 
Ante todo, debemos hablar del auténtico significado del murciélago. Para aquellos que no estén familiarizados con la historia de BACARDÍ, se trata de una de nuestras anécdotas favoritas. El icónico murciélago de BACARDÍ apareció cuando Doña Amalia, la esposa de nuestro fundador, Don Facundo, detectó una colonia de murciélagos de la fruta en las vigas de la primera destilería de BACARDÍ en Santiago de Cuba. Puesto que el murciélago era símbolo de buena salud, unidad familiar y buena suerte, decidió que sería una buena opción para encarnar la marca BACARDÍ.

Desde entonces, el murciélago se ha mantenido como sinónimo de nuestro ron, adornando cada botella y guiando el constante compromiso de la familia Bacardí con la investigación, la educación y la conservación de este mamífero volador.

 

UN JARDÍN PARA TODOS

 
Nuestra pasión por el murciélago y la naturaleza persiste a día de hoy. En Casa BACARDÍ, en Puerto Rico, nos hemos esforzado por asegurar que la fauna local tenga espacios para vivir y reproducirse. Por eso, hemos reunido un grupo medioambiental compuesto por once voluntarios que nos ayudan a crear y gestionar una serie de jardines polinizadores en torno a la destilería.

Con una extensión de casi 3600 metros cuadrados, los jardines polinizadores forman parte de un programa de vida silvestre en el entorno de trabajo (Wildlife at Work) certificado por el Consejo para el Hábitat de la Vida Silvestre (WHC, por sus siglas en inglés) desde 2013. Estos espacios actúan como fuente de alimento durante todo el año para las mariposas monarca, las abejas melíferas y las abejas nativas, así como para siete especies de murciélagos: el murciélago frugívoro antillano, el murciélago rojo menor, el murciélago frugívoro rojo y el murciélago de cola libre mexicano. A su vez, los murciélagos, las mariposas y las abejas desempeñan su propio papel y contribuyen al crecimiento de nuestros árboles, flores y plantas autóctonos. Todo coexiste en armonía, como en un cóctel de ron BACARDÍ, en el que cada ingrediente aporta sus características para crear el equilibrio perfecto.

El hogar y punto de encuentro de muchas especies nativas de la isla.

 

BIENVENIDOS A LAS CUEVAS DE LOS MURCIÉLAGOS

 
En nuestra planta de embotellado de ron de Jacksonville (Florida) también hemos convertido 21 acres de campo en un exuberante plantel de hierbas nativas y flores silvestres para atraer a murciélagos, pájaros y mariposas. Todo empezó en 2015, cuando nos asociamos con la organización medioambiental Lubee Bat Conservancy para construir tres cuevas de murciélagos, que hoy acogen la friolera de 500 murciélagos y que han sido ampliadas para incluir jardines polinizadores beneficiosos para todas las especies.

 

AMANTES DE LA NATURALEZA CERTIFICADOS

 
Los jardines polinizadores de Casa BACARDÍ han sido distinguidos con dos Certificaciones de Conservación del WHC, que dan fe de nuestro compromiso con el medio ambiente y de la voluntad de compartir nuestro conocimiento con la comunidad local. Constituye un motivo de orgullo para todos nosotros, puesto que se trata de la primera certificación del WHC otorgada a una organización de Puerto Rico.

Pero eso no es todo, porque en 2020 nuestro campus en Jacksonville (Florida) recibió su cuarta certificación del WHC y segunda certificación de plata, lo que demuestra un liderazgo significativo entre los más de 600 programas que optaban a Certificaciones de Conservación del WHC.
 

VISITA LOS JARDINES DE CASA BACARDÍ

Para conocer más a fondo nuestro compromiso con el medio ambiente, visita nuestra página de Sostenibilidad. O, mejor aún, ¿por qué no vienes a visitar nuestros magníficos jardines en Casa BACARDÍ y contemplas de primera mano cómo trabaja la naturaleza?